HOLA! SOMOS BLANCO Y EN CORBATA

Por un lado Jona y por otro Minia. Nos complementamos como una tarde lluviosa de enero y el acobijo de una manta.
Nos hemos aliado para daros un servicio de fotografía y vídeo, de pura emoción, sentimiento y complicidad. Con una cobertura
total de la boda donde no se nos escapan esos detalles y momentos que marcan la diferencia.
Enfocamos la boda a vuestro estilo, os proponemos ideas y escuchamos las vuestras, todo para hacer de vuestra boda, la mejor.

Transparentes o casi invisibles, no organizamos vuestro dia. Simplemente os contamos al oído cada detalle para que perdure en el tiempo. Esa es la intención, que el impacto en tu memoria sea imborrable, que se erice la piel, que retengas las lágrimas, que sea una fiesta! 

qué dices, ¿te apuntas?

JONA

Hola, soy Jona,

Aunque mi formación académica está orientada hacia el buceo, transporte marítimo y el mundo del mar en general, siempre he estado en contacto directo con la fotografía, dedicándome a tiempo completo desde el 2012.

La fotografía se me ha inculcado desde niño por tradición familiar. Y es que , cuando a los 14 años quieres una moto, y la única opción para conseguirla es ayudando en la tienda de fotografía familiar… ¡acabas viendo el mundo en 35mm!

Inquieto, creativo y dinámico, cada trabajo fotográfico lo tomo como una oportunidad para contar una historia, y como no hay dos historias iguales, hago que cada foto cuente la que en ese momento aparece delante de mi objetivo; ¡Estaría encantado de contar la tuya si me dejas! 

MINIA

¡Hola! ¿Qué tal? 

Yo soy  Minia y me encargo de la parte de grabación y edición de vídeo. Soy licenciada en Bellas Artes con la especialidad de audiovisual, con postgrado en animación audiovisual, pero nunca dejo de formarme y aprender constantemente, sobre lo que es mi pasión: la imagen en movimiento, y lo que se consigue manipulando con la experiencia, el amor por tu trabajo y la recompensa de unos novios emocionados recordando el día que sellaron su amor.

Estos años detrás de las cámaras me he dado cuenta que no hay una boda igual a otra, porque cada parte de ella es diferente entre si. Cada pareja, tiene una historia distinta a la anterior o a la siguiente, así que vamos a contar la vuestra, vamos a llorar y a reir juntos, disfrutar y recordar lo que hemos vivido, tantas veces como queráis.